Abogados y notarios ¿Qué los diferencia? ¿A cuál necesitas?

La decisión de contratar a un abogado o a un notario depende de la naturaleza de tu situación legal y de tus necesidades específicas. Decidir a qué profesional contratar es muy importante pero puede resultar complejo si no estamos familiarizados con los asuntos que estos atienden. A continuación conoce qué debes tener en cuenta.

¿Qué es un abogado?

Un abogado es un profesional del derecho autorizado para representar a individuos, empresas u organizaciones en asuntos legales. Los abogados están capacitados en la interpretación y aplicación del derecho y tienen la responsabilidad de actuar en interés de sus clientes. Sus funciones pueden incluir proporcionar asesoramiento legal, redactar documentos legales, representar a clientes en procedimientos judiciales o administrativos, negociar acuerdos y defender los derechos e intereses legales de sus clientes.

Los abogados suelen cobrar honorarios por hora, porcentaje del monto recuperado en casos de lesiones personales o por paquetes de servicios legales en algunos casos.

¿Qué es un notario?

Un notario es un funcionario público designado por el Estado para autenticar y certificar documentos legales y actos jurídicos, así como para preservar la integridad y la seguridad de los mismos. Los notarios desempeñan un papel importante en la garantía de la legalidad y la autenticidad de diversos tipos de documentos legales y transacciones.

Los notarios generalmente cobran honorarios por servicios específicos, como la autenticación de firmas, certificación de copias de documentos, redacción de documentos legales, entre otros. Estos honorarios varían dependiendo del tipo de servicio y del trabajo requerido, pero tienden a ser más bajos en comparación con los honorarios de los abogados.

¿Cómo saber si debo contratar a un abogado o a un notario?

Cuándo contratar a un abogado:

  • Asuntos legales complejos: Si estás involucrado en una disputa legal compleja, como un litigio civil o penal, es recomendable contratar a un abogado. Estos están capacitados para proporcionar asesoramiento legal, representación en los tribunales y defensa en procedimientos legales complejos.
  • Representación legal: Si necesitas representación en un asunto legal, como en un juicio, una negociación de un acuerdo legal o una disputa con otra parte, un abogado puede proporcionarte asistencia y defender tus intereses.
  • Asesoramiento jurídico especializado: Cuando requieras asesoramiento jurídico especializado en áreas específicas del derecho, como derecho civil, laboral, comercial, de familia, entre otros, un abogado puede ofrecerte el conocimiento y la experiencia necesarios para resolver tu situación legal.

Cuándo contratar a un notario:

  • Documentos legales y contratos: Si necesitas redactar, certificar o registrar documentos legales. Esos pueden ser escrituras de propiedad, testamentos, poderes notariales, contratos de compraventa u otros documentos legales similares, un notario puede ayudarte con estos trámites.
  • Trámites administrativos: Si necesitas realizar trámites administrativos, como la formalización de actas o la emisión de certificados, un notario puede asistirte.
  • Certificación de copias: Los notarios pueden certificar copias de documentos originales, como actas de nacimiento, pasaportes, títulos de propiedad, entre otros, para que sean utilizadas en procedimientos legales o administrativos.
  • Legalización y apostilla de documentos: Los notarios pueden legalizar documentos para su uso en el extranjero y certificar la autenticidad de la firma del documento. Además pueden colocar la apostilla de la Convención de La Haya en documentos que deben ser utilizados en países que son parte de esta convención.
  • Testimonio de actos jurídicos: Los notarios pueden ser testigos de actos jurídicos, como la firma de contratos, poderes notariales, declaraciones juradas, entre otros, y certificar la autenticidad de dichos actos.

En resumen, contrata a un abogado cuando necesites representación legal, asesoramiento jurídico especializado o defensa en disputas legales. Y contrata a un notario cuando necesites servicios relacionados con la certificación y legalización de documentos legales. Si tienes dudas sobre qué profesional contratar, un abogado puede orientarte sobre cuál es la mejor opción en tu situación específica.

Puede interesarte

¿Qué hace un abogado de familia?

Debido a la amplia gama de leyes y regulaciones que existen en la sociedad los …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *